Momentos en los que tu propiedad se vuelve más susceptible a los robos

recreacion robo en vivienda oviedo 06 12 13foto alex piñaPodemos llegar a pensar que no hay circunstancia que limite a los maleantes para que cometan fechorías, pues la falta de previsión y la escasez de dispositivos de seguridad crean el ambiente perfecto para que se generen robos en nuestras propiedades.

En todo caso, sí es cierto que hay momentos en los que tu propiedad tiene mayor probabilidad de ser amenazada por robos, y lo único que queda es adelantarnos a esa clase de vicisitudes.

Es por ello que se hace imperioso contratar a cerrajeros profesionales En Horta para que refuercen la efectividad de la seguridad en casa, donde nosotros como factor humano debemos complementar las funciones que ejercen los dispositivos de seguridad.

No obstante, es fundamental que sepas cuales son los momentos en los que tu propiedad se encuentra en mayor riesgo de ser robada, y puedas tomar las medidas según sea el caso.

  1. Cuando te vas de vacaciones

Las vacaciones siempre representan una oportunidad muy valiosa para los malhechores, sobre todo con la duración que tengan éstas. Mientras más extensas, mayor es el provecho que pueden sacar los ladrones.

Todas aquellas personas que contemplen la posibilidad de irse de vacaciones con periodicidad, deben saber que su casa debe contar con la mayor resistencia para los robos.

En este caso, pedir a un cerrajero que instale puertas y cerraduras más eficientes, alarmas de seguridad e iluminación programada, debe encontrarse dentro de su itinerario de vacaciones.

  1. Cuando cuentas con pocos vecinos

Los vecinos son aquellas personas que pueden auxiliarte en esos casos que tu propiedad se vea amenazada por los maleantes, pero si vives en un sitio donde haya pocos vecinos a la redonda, eso puede convertirse en un problema a la hora de salir de casa.

Esto es algo que también sucede con las casas de veraneo, donde toca programar visitas donde no necesariamente vas a vacacionar, sino hacer inspecciones a fin de procurar el bienestar de tu propiedad.

Por un motivo u otro, la seguridad en el sitio debe incrementarse, sobre todo cuando nuestra poca asistencia se deba a razones de mucho peso. La ayuda de un cerrajero no vendría mal en estos casos.

  1. Sitios sin ningún tipo de vigilancia

Las zonas residenciales que no cuentan con elementos de supervisión, tales como vigilantes o cámaras de seguridad, tienen una mayor susceptibilidad a ser víctimas de robos.

Esto se debe a que un sistema de vigilancia suele prever cualquier situación de peligro que suceda, y sea más fácil actuar en consecuencia, aunque eso no significa que no podamos actuar.

Las rondas de vigilancia entre los vecinos se han popularizado, trabajando de manera coordinada con las autoridades policiales y así ahuyentar a los malhechores.

  1. Salidas nocturnas

Las noches son propicias para los maleantes, sobre todo si se mantienen vigilantes de quienes precisan salir de noche.

En este caso, no debe haber lugar para descuidos, por lo que es imprescindible dejar todas las puertas y ventanas bien cerradas a fin de evitar episodios funestos.