Los cuidados a tener con nuestras llaves

llave-de-seguridad-1422274Las llaves, como todo lo que existe en este mundo, tiene susceptibilidad a dañarse, aunque dependerá de nosotros la durabilidad que estas tengan para cumplir la función con la que fueron fabricadas.

Se sabe que sustituirlas puede no representar altos costos de dinero, pero ciertamente es preferible tener los cuidados de rigor para tener que hacer duplicados innecesarios.

El hecho de que las llaves estén hechas de metal (aunque antes no fuese así), no significa que no sean vulnerables y que no sufran los embates del uso frecuente y del tiempo.

Por lo tanto, muchos cerrajeros https://cerrajeroshospitalet.es coinciden en que el daño que se produce en las llaves depende de nosotros mismos, por lo que debemos tener presente ciertas conductas que garantice su vida útil por más tiempo.

Así que, existe una serie de previsiones que podemos y debemos tomar en consideración, para que disfrutes de tus llaves y evites episodios desagradables de rupturas y malos funcionamientos de cerraduras.

  1. Identifica cada llave

Con excepción de los amaestramientos que buscan la utilización de una sola llave para diversidad de cerraduras, es menester que identifiques cada llave de acuerdo a su respectiva cerradura.

Decimos esto pues, cuando no distinguimos las llaves correctamente, podemos llegar a introducir una llave en el cilindro que aunque no abra, hacemos los intentos por que lo haga.

Esto puede ocasionar roturas, daños en el serrado de las llaves y por supuesto, daños en el cilindro de la cerradura.

En ferreterías y cerrajerías puedes conseguir anillos plásticos para distinguir llaves, o si dispones de poco capital, los marcadores sharpie y los esmaltes de uñas también te ayudan a distinguir una llave de otra.

  1. Realiza varios duplicados de llaves

Ya sea que vivas solo en casa, o vivas con un grupo numeroso en tu familia, el que cada integrante cuente con sus respectivas llaves, ayuda a que un mismo juego de llaves no se utilice para abrir puertas.

Esto ocasiona daños evidentes a las llaves por el exceso de uso, lo cual podría derivar en rupturas y cambios de cerraduras o cilindros.

En caso de que vivas solo, mantén resguardados tus duplicados, para que los utilices en el momento más oportuno, independientemente de lo que haya generado la falta en tus llaves.

  1. No prescindas del mantenimiento de tus cerraduras

El mantenimiento cerrajero debe tener lugar cada cierto tiempo en los herrajes de la casa, donde los componentes de la puerta y la cerradura deben tenerse al día para prolongar su durabilidad.

La cantidad de usos que tenga una cerradura ya es motivo suficiente para programar la visita de un cerrajero calificado para que repare, calibre y lubrique sus componentes.

Una cerradura en buen estado, redundará en que una llave pueda contar con una mayor duración, por lo que es necesario estar vigilantes en las fechas cercanas al mantenimiento para evitar olvidos al llamar al profesional de rigor.

Con estos consejos, la promesa de que tu llave durará por más tiempo se encuentra garantizada. ¿Te animas a seguir estos consejos?