Llaves codificadas

Una Llave Codificada es el instrumento de seguridad más comúnmente usado para proteger a un automóvil. Estas llaves poseen un circuito integrado o chip, que trasmite o capta una señal por una antena instalada en la computadora del coche. Este tipo de sistema está diseñado para que el auto sea desbloqueado, solo si la señal que se envía desde el mando a la antena del auto coincide, de lo contrario no será posible movilizarlo.

Entre las diferentes marcas fabricantes de llaves codificadas hay variaciones del sistema, pero generalmente funciona de la misma manera; la llave al ser accionada provee un código y automáticamente activa el encendido y la inyección del motor. La señal que envía es una combinación de números y letras que hace las veces de código de identificación o de seguridad. Si la señal es correcta, se activa y otros componentes electrónicos del vehículo quedan listos para permitir el arranque.

Es recomendable que estés seguro de que tu auto usa este tipo de tecnología. La aparición de las llaves codificadas tiene algunos años, hay muchas personas que desconocen si el sistema de seguridad de su coche trabaja con codificación. Si quieres ahorrarte molestias o momentos de angustia, es muy importante que cuides muy bien de las llaves de tu auto.

Principalmente protege las llaves de la intemperie, del agua y la humedad. La mayoría de las personas suelen guardarlas dentro de los bolsillos de los pantalones, donde están expuestas a que la rompas o dobles sin intención, evita este tipo de situaciones. Si llegas a perder tus llaves accidentalmente, lo más seguro es que tengas que gastar algo de dinero, en una llave nueva y en el servicio de cerrajería de urgencias, el costo dependerá de la marca y el modelo del concesionario.

No cometas el error, por desesperación, de intentar arrancar el auto con una llave distinta a la de tu vehículo, este experimento te saldrá más caro sin duda alguna.

Si dispones de dos llaves no las mantengas juntas ya que podrían desconfigurarse e impedir que abra correctamente.

Y por último, un detalle que la mayoría de nosotros hacemos, es olvidar cambiar las baterías del mando, y terminamos, golpeándolo, mordiéndolo, creyendo que así funcionara mejor, y lo único que conseguimos es dañarlo.

El material usado para la mayoría de los modelos es plástico, tiene una forma de una caja pequeña que contiene la llave, en donde se coloca el transponder, que es dispositivo de tamaño muy pequeño, encargado de trasmitir o recibir las señales.

El costo de las llaves codificadas varía de un modelo a otro, de igual manera el diseño del mando. Lamentablemente hace algunos años, en el 2012, se conoció de un caso donde un hacker logro vulnerar la seguridad de este tipo de llaves; algunos representantes del área automotriz solicitaron que no se divulgara el procedimiento, ya que estar en dominio público expondría a los propietarios de los autos, que usan esta tecnología; sin embargo, la información salió a la luz pública, haciendo que los fabricantes deban resolver la fragilidad de su producto.