La biometría reduce las finanzas de un cerrajero convencional

El otro día escuche un cerrajero 24h el carmel que afirmaba que la tecnología le estaba afectando negativamente su bolsillo. Esto me genero un momento de atención para averiguar cómo podría afectarle negativamente y en cierta forma tiene razón. Es cuestión de tomar las cosas negativas, convertirlas en fortalezas y aprovechar las cosas positivas que son muchas.

Si bien es cierto que la tecnología nos aporta a los consumidores finales, un sinfín de ventajas en pro de nuestro bienestar y de nuestra seguridad dentro de las instalaciones residenciales o comerciales. La tecnología se ha sumergido en el área de la cerrajería, haciendo a los mecanismos convencionales de cierre más activos, por supuesto más cómodo y mucho más comunicativos. Ahora por medio del sistema de una cerradura, se puede saber y configurar los horarios de entrada y salida, dependiendo de cada usuario, se puede saber quien toca a la puerta y cada uno de los movimientos y las cosas que suceden a nuestro alrededor.

Este cerrajero afirma que con el uso de los sistemas biométricos y similares, desaparece el uso de las llaves físicas, entonces reduce el llamado del cerrajero por extravió que es tan frecuente por la mayoría de los clientes. Esto es positivo para el cliente, pero sin llaves extraviadas no hay clientes que atender, por lo tanto no hay dinero que cobrar. Es obvio que existen muchos otros servicios que ofrecer, pero cosas que parecen insignificantes como estas, pueden crecer con el uso de la tecnología.

La biometría es aplicada a las cerraduras, pudiendo captar los rasgos físicos como huellas dactilares, el iris y hasta la voz, para darle acceso a una persona en particular a una infraestructura. El asunto está en que la profesión del cerrajero ha cambiado mucho, un cerrajero ha pasado de ser un artesano para convertirse en todo un técnico. Cuando se instala un sistema biométrico se debe poseer conocimientos técnicos, entonces no solo se debe tener habilidades con algunas herramientas sino también los conocimientos técnicos para atender estas solicitudes.

La cerrajería moderna que incluye componentes electrónicos, trae muchas ventajas para los clientes que optan por este tipo de tecnologías. No solo es la cerradura biométrica la que reduce el problema de las llaves extraviadas, sino las cerraduras con teclado numérico, en el cual no la llave no es física. Porque para las cerraduras con tarjetas magnéticas, o tarjetas con control de mando o con tecnología Bluetooth aun siguen usando una llave física aunque no sea la convencional llave metálica.

Lo importante es ir acoplándose en cada cambio que da el mundo de la cerrajería, quizás se reducen algunas solicitudes pero se amplía las opciones en otros servicios. Es cuestión de estar informados, actualizados y en busca de nuevas opciones. Es emprender dentro de la misma área de la cerrajería, siempre hay oportunidades para hacer negocio de las necesidades que presentan los clientes. Mi recomendación es a no dejar de lado el aporte que la tecnología tiene hacia cualquier sector, porque estarías quedando detrás de tu mayor competidor.