Escudos de seguridad. Qué debemos saber

La seguridad que tenemos en nuestra casa viene dada por los distintos dispositivos de seguridad con los que contemos. Los principales accesos de nuestra casa son los que están más expuestos ante cualquier ataque que venga de un ladrón, así que tenemos que reforzarlos con lo que podamos en aras de evitar estas situaciones.

La idea de tener dispositivos de seguridad en nuestra casa se basa en dos principios. El primero de estos es dificultarle al ladrón la entrada a nuestra vivienda, es decir, mientras que nosotros hagamos que se vean envueltos en gastar más tiempo que lo que ellos esperan utilizando herramientas y haciéndoselo más difícil a la hora de manipular la cerradura.

Otro principio de estos es tener mecanismos de seguridad y resistencia. La idea con esto es que los ladrones hagan el mayor ruido posible cuando quieran entrar, y esto lo podemos hacer a través de la instalación de alarmas, entre otros.

Una manera de evitar este tipo de problemas es con un escudo acorazado (de seguridad). En todo caso, esta es una de las mejores maneras de ahuyentar a los ladrones. Se supone que si los ladrones quieren robar, lo harán, pero no viene al caso.

Un ladrón primero tiene que tomar en cuenta lo que van a robar, lo que la persona puede tener (por investigación previa estos pueden darse cuenta), a qué precio, el conocimiento con respecto al lugar donde robará, los riesgos que este puede tomar y el tiempo que se lleve.

Es por esto que mientras más medidas de seguridad instaladas tengamos, menos será la probabilidad de que nos roben. Uno de los dispositivos de seguridad que se están usando actualmente son los escudos de seguridad.

En este caso, corresponden a una placa de acero y de materiales metálicos que se utiliza para cubrir la entrada del bombín, es decir, solamente se ve la ranura por donde se debe de introducir la llave para que se pueda tener acceso a la cerradura.

La funcionabilidad que tienen estos viene dada en cuanto a la protección que ofrecen. Estos son una barrera física de resistencia ante esos ataques poderosos que tienen los ladrones en cuanto a físicos se refieren, como son  la rotura, la extracción o el taladro del cilindro que tenemos.

La ventaja que presentan estos, es que mejora el tiempo de resistencia ante cualquier ataque, cosa que no les gusta a los ladrones. Además de eso, no son implementos muy costosos y tampoco se necesita una instalación especial, sin embargo, es muy recomendable que esta la haga un cerrajero, ya que estos brindan un servicio de primera y sabrán cuál es el más conveniente para nosotros.

Y con los avances tecnológicos, actualmente se puede implementar una alarma dentro de estos, que ayuda a la prevención antirrobos.

En resumen, este tipo de dispositivo de seguridad es excelente para cuando tengamos una cerradura de la cual no nos sintamos seguros, haciéndola menos atractiva para los amigos de lo ajeno y más segura para nosotros.