El error humano y la cerrajería

cerrajeros-alcoraLa seguridad de las personas y de sus bienes generalmente se ve afectado por el error humano en aplicar los cierres necesarios y en tomar las medidas necesarias para que funcione como se deben. Esto es cuando hablamos de cerraduras que son categorizadas como piezas de alta seguridad.

Jamás se puede contar con un nivel de seguridad moderado sino se cuenta con piezas de cerrajería de buena calidad. Pero sabemos que si no se hacen un buen uso de estos productos eficientes, tampoco se puede estar protegido de los delincuentes.

Se puede decir que una persona atenta contra su seguridad por desconocimiento del funcionamiento de u sistema de cerrajería, por simple negligencia o exceso de confianza en que no va hacer atacado por maleantes o por que piensa que puede controlar cualquier situación hostil que se les presente.

Parece una afirmación muy ilógica, pues mas personas de las que piensas pueden tomar el asunto de la seguridad como un juego de niños y cometer errores conscientes o inconscientes que favorecen a los maleantes.

Cuando los cerrajeros profesionales de https://cerrajeros24hbarcelona.org/areas/cerrajeros-gracia.html visitan ciertos establecimientos constatan tales vulnerabilidades y surge la interrogante ¿cómo se puede vivir tan tranquilo con una cerradura en este estado?

Puertas mal cerradas

Que una puerta quede mal cerrada no es solo culpa de los niños o de los que siempre andan a prisa. Las personas a veces no tienen la costumbre de cerrar a puerta al salir ni mucho menos al entrar a menos que sea al baño y el pudor te acompaña. Acaso no te ha tocado pedirle a alguien que cierre la puerta, como si no se diera cuenta de que se debe cerrar.

Por otro lado las puertas carecen de la propiedad para ser cerradas. Sí, ¿como podría suceder que una puerta no cierre, si para eso han sido creadas? Pues sus marcos están dañados, los pestillos son muy cortos o están dañados, las manillas no giran, en fin las cerraduras están dañadas y la puerta queda en un vaivén que cierra y abre.

Información confidencial

Otro error notable en la seguridad de una persona, al menos en la permanencia de una propiedad, es ofrecer información sobre contraseñas de cajas fuertes, secretos para abrir puertas amañadas, donde guardar las llaves de emergencias o cualquier información que pueda ser usada para entrar de manera no autorizada.

Una llave o contraseñas personales deben guardarse tan secretamente como las combinaciones de las cajas fuertes, que por cierto pueden ser reparadas por cerrajeros profesionales en caso de cualquier falla con ellas.

Llaves escondidas

Ser un olvidadizo y perder llaves todo el tiempo, es un error que los cerrajeros fabricantes han buscado solucionar con cerraduras en donde las llaves físicas desaparecen y se convierten en datos virtuales como contraseñas o rasgos físicos como huellas.

En momentos de distracción alguien pudiese ver en que piedra, matero o alfombra pones tu llave, pero es mucho mas difícil detectar una contraseña, para entrar. Evita errores de seguridad comprando mejores productos de cerrajería.