5 pertenencias que las personas olvidan asegurar frecuentemente

duplicado-de-llaves-y-mandos-a-distanciaLa confianza en los demás es algo que se va desvaneciendo en nosotros a medida que transcurre el tiempo, sobre todo cuando van ocurriendo circunstancias adversas entre las que se menciona el robo de nuestros objetos más preciados.

Ciertamente esto pesa mucho cuando compramos los objetos con muchísimo esfuerzo, o bien cuando estos bienes son de alguna manera insustituibles. De ello nos queda la experiencia de que debemos ser más previsivos cuando ocurran los robos.

Son muchas las cosas que se deben considerar a la hora de protegernos a nosotros mismos, por lo que hay maneras de mantenernos a salvo de las amenazas que van más allá de cerrar las puertas con llave; asi lo afirman los cerajeros en Málaga. Por ende tenemos una lista de cosas que debemos tener a salvo y que olvidamos por diversos factores.

1. Joyas, reliquias y demás objetos coleccionables

En el caso de las joyas, lo que puede causar lamentación es el valor que éstas puedan tener cuando son sustraídas, aunque también se les puede imprimir un gran valor sentimental, sobre todo si estas son irreemplazables.

Es por ello que a las joyas y demás objetos de valor deben guardarse en cajas fuertes o demás espacios destinados a la seguridad. Otra opción a tener en cuenta es el seguro de joyería, que con frecuencia cubre los daños accidentales, robos y extravíos.

2. Herramientas

Las herramientas que se emplean a nivel doméstico, laboral o industrial no son económicas, pero aun así las dejamos al descubierto al no almacenarse correctamente en cobertizos y demás dependencias, convirtiéndose en los objetivos predilectos de los malhechores, pues con ellas se realiza el robo de manera más eficaz.

Destinar las herramientas a una habitación puede ser una solución para que los ladrones no puedan acceder a ellas. Y como solución adicional, se pueden marcar las herramientas a través de grabados o bolígrafos con tinta ultravioleta, para que puedan ser recuperadas en caso de robo.

3. Documentos

No son pocos los objetos que son considerados de gran valor, y los documentos son un buen ejemplo, por lo que frecuentemente son pasados por alto en el momento de asegurarlos. De hecho, la información que reposa en ellos suele ser tan valiosa para los ladrones como un coche de último modelo.

La documentación privada, entre la que podemos mencionar certificados de nacimiento, títulos inmobiliarios, pasaportes, declaraciones de impuestos y contratos, se debe guardar muy celosamente en cajas de seguridad a prueba de incendios. No descartes adquirir una trituradora para eliminar la información no vigente.

4. Medicamentos

Otro elemento que debe estar correctamente asegurado son los medicamentos, considerando que éstos no solo son atractivos para los ladrones adictos a ellos, sino para los ancianos olvidadizos, y para los niños que les llaman la atención las píldoras de colores.

Mantén tu botiquín alejado de todas aquellas amenazas que te hagan prescindir luego de los medicamentos que te hagan falta.

5. Contraseñas

Es importante que si se anotan contraseñas y números de seguridad, éstos no pueden quedar al alcance de posibles robos y asaltos, ya que el hecho de que un ladrón tenga acceso a esta información puede causar mucho daño a las víctimas. Si el archivo es digital, lo mejor es cifrarlo por medio de contraseñas.